30 octubre 2006

La prueba del paragüas

Cuando estuvimos visitando los templos de Kamakura decidimos alquilar una bicicletas para no morir en el intento, ya que la distancia entre ellos es suficiente como para acabar de templos hasta kiwis. Como llevaba cargando con el paragüitas toda la mañana decidí hacer la prueba del paragüas, archiconocida en todos los blogs relacionados con japón: dejas un paragüas en la calle y como los japoneses son muy buenas personas cuándo vuelves al cabo de horas el paragüas sigue allí. Qué sorpresa la mia cuándo llegué y no ví el pararagüas por ningún lado, me hizo hasta ilusión..."mira que canañillitas son estos japos!" pensé. De todos modos entré en la tienda de las bicicletas a ver si estaba...y como no, el buen hombre debió ver que me lo dejaba y me lo guardó hasta que llegué al cabo de unas 5 horas. Qué majos son estos tios, oye!


Etiquetas:

1 Comments:

Blogger singermornings said...

Igual que en la Barceloneta!! eso sí, el límite de tiempo son unos 3,2 segundos. :-P

5:19 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home